Booking.com

sábado, 5 de diciembre de 2015

Galletas de coco y mermelada de arándanos. Receta de Navidad

Siempre me ha hecho gracia el nombre de “galletas del huello pulgar” - en inglés suena mucho mejor, la verdad -, pero es bastante descriptivo en cuanto a la técnica de elaborarlas. En Centroeuropa también son muy comunes cuando llega la época de las fiestas, como estas galletas de coco y mermelada de arándanos. Si usamos mermelada casera y las envolvemos en un bonito paquete, son un detalle estupendo para la familia o los amigos.


El coco añade un aroma muy especial sin tomar todo el protagonismo, ya que la clave de estas pastas está en el balance entre la masa de mantequilla, el sabor de la mermelada y los matices exóticos que añade el coco. Podemos usar una confitura calentada y tamizada, para dejarla muy limpia, o una mermelada del tipo compota con buenos trozos de fruta visibles. Esta última opción es mi preferida, con arándanos enteros que se funden en la boca con el sabor del coco.

Ingredientes para unas 30-35 unidades

  • 150 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, 75 g de azúcar glasé, 1 cucharada de azúcar vainillado, ½ cucharadita de sal, 1 huevo L, 175 g de harina de repostería, 50 g de coco rallado, un poco de leche, mermelada de arándanos, coco rallado extra.

Cómo hacer galletas de coco y mermelada de arándanos

Disponer la mantequilla troceada en un cuenco, batir ligeramente con batidora de varillas y añadir los azúcares y la sal. Batir bien hasta tener una mezcla cremosa. Agregar el huevo, batir un poco e incorporar la harina y el coco rallado. Mezclar muy bien hasta tener una masa homogénea, cubrir con plástico film y dejar reposar en la nevera dos horas.

Precalentar el horno a 170ºC y preparar un par de bandejas. Tomar porciones de masa del mismo tamaño con ayuda de una cucharita, formar bolitas con las manos y colocar ligeramente separadas en las bandejas. Con un dedo ligeramente humedecido, o con el extremo del palo de una cuchara de madera, formar pequeños agujeros en el centro de cada una.


Pintar con leche los bordes y llenar cada hueco con mermelada. Añadir coco rallado por encima al gusto y hornear durante unos 15-20 minutos, hasta que se hayan dorado al gusto. Esperar un par de minutos, llevar a una rejilla y dejar enfriar completamente.


Tiempo de elaboración | 55 minutos más el enfriado
Dificultad | Fácil

Degustación

Estas galletas de coco y mermelada de arándanos aguantan muy bien varios días guardados en una caja hermética, preferiblemente cubierta con papel navideño y decorada con imágenes festivas. Deliciosas para alternar los polvorones y el turrón en la bandeja de dulces con el café de sobremesa.


Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario