Booking.com

sábado, 2 de abril de 2016

Lasaña de calabaza asada y queso de cabra. Receta vegetariana

El otro día vinieron a casa a cambiar el calentador de agua y el técnico se fijó en que tenía una buena reserva de calabazas en la despensa. Me di cuenta entonces de que, por intentar que me duren todo el año, las he acumulado demasiado, así que rápidamente me animé con una receta de la que tenía antojo desde hace tiempo. No sé por qué no he hecho antes esta lasaña de calabaza asada y queso de cabra, porque es un plato delicioso y una buena manera de variar los rellenos más típicos.

Necesitaremos aproximadamente 600 g de puré de calabaza cocinado, así que recomiendo asar una o dos piezas para aprovechar y guardar lo que sobre para otras recetas, incluso dulces. Podríamos añadir algunas verduras de hoja verde a las capasde esta lasaña, o eliminar su definición vegetariana agregando bacon, salchicha o algún otro ingrediente cárnico, pero con esta receta básica ya tendremos un plato delicioso y reconfortante.

Ingredientes para 3-4 personas
  • 1 calabaza tipo cacahuete mediana, 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharadita de mostaza de Dijon, tomillo, orégano, ajo granulado, 600 ml de bechamel ligera, 100 g de queso de rulo de cabra tierno, 8-12 láminas de pasta de lasaña, queso rallado especial para fundir, estilo emmental, pimienta negra y sal.
Cómo hacer lasaña de calabaza asada y queso de cabra

Empezaremos asando la calabaza, tarea que podemos hacer el día antes. Precalentar el horno a 200ºC, partir la calabaza longitudinalmente y sacar las semillas. Cubrir con papel de aluminio o de hornear una bandeja, añadir un poco de agua y colocar la calabaza boca abajo. Asar hasta que la carne esté muy tierna. Desechar la piel y llevar a una fuente, chafándola bien. Mezclar con el aceite de oliva, la mostaza, ajo granulado, orégano y tomillo al gusto. Salpimentar, mezclar bien y reservar.
Preparar una bechamel ligera que no salga demasiado espesa. Precalentar el horno a 220ºC y seguir las instrucciones del fabricante de la pasta, por si necesitáramos cocer o hidratar previamente las láminas de lasaña.
Poner una capa fina de bechamel en el fondo de la fuente que vayamos a emplear y colocar encima una capa de pasta. Empezar a alternar capas, repartiendo primero la calabaza, regando después con bechamel y añadiendo queso de cabra desmenuzado.Montar tres o cuatro capas de pasta más, según nos cundan los ingredientes. También dependerá del tamaño de la pasta y del recipiente que usemos.
Terminar con una capa de pasta, cubrir con bechamel y añadir queso rallado al gusto. Dar un golpe de pimienta y hornear durante unos 25-30 minutos, hasta que la pasta se haya cocido bien y el queso esté fundido y gratinado al gusto. Dejar reposar unos minutos antes de servir con orégano por encima.

Tiempo de elaboración | 90 minutos
Dificultad | Fácil
Degustación
A pesar de que el relleno no es muy contundente, esta lasaña de calabaza con queso de cabra es un plato saciante y muy nutritivo, por lo que servirá como plato único que podemos acompañar de una ensalada ligera. Las sobras aguantan bien en la nevera si se guardan bien unos días, y sigue estando deliciosa recalentada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario