Booking.com

lunes, 2 de mayo de 2016

11 aperitivos de queso originales y fáciles

Es curioso pensar que hasta hace no mucho, un “aperitivo” era un término médico, algo que sirve para combatir obstrucciones. Hoy lo usamos para las bebidas alcohólicas antes de comer, aunque en España lo relacionamos más con esas comidas más pequeñas para abrir el apetito. Hay infinitas opciones para aperitivear, pero no hay duda de que el queso es uno de los productos estrella. Si a vosotros también os apasiona esta costumbre, apuntad bien estos 11 aperitivos de queso, originales y muy fáciles de preparar.

El queso en sí mismo es un gran aperitivo, tapa o pincho, sobre todo si es de verdadera calidad, pero lo que nos interesa hoy es su versatilidad a la hora de cocinar o elaborar diferentes bocados con los que empezar una velada. Un aperitivo puede servir para ir abriendo boca, para calmar estómagos hambrientos antes de tiempo o para agasajar a los invitados. En cualquier caso, no hace falta complicarse mucho para sorprender en casa con pequeños platos irresistibles.

Provolone al horno con pesto y fondo picante

¿Hay algo más fácil que hornear una porción de queso y zambullir en esa delicia fundida el pan o el tenedor? El queso provolone es de los mejores para esta tarea, como demuestra esta sencillísima receta que además suma un fondo picante y un toque de pesto. Y es que la típica salsa italiana va de maravilla casi con cualquier cosa, más aún uno de sus quesos más populares.
Se puede prescindir del picante usando solo tomate como base de la cazuela, o añadir incluso un punto más potente con algo de guindilla fresca picada. Esta receta es perfecta además para dar salida a sobras de salsa pesto que tengamos por la nevera, o podríamos usar cualquier variante, como el pesto rojo.
Crema de queso camembert

Si tenéis un gusto más afrancesado, el queso camembert al horno es la alternativa para vosotros. Al igual que el anterior, este queso ya viene comercialmente en porciones con un tamaño estupendo para hornear enteras, pero no es lo que vamos a hacer esta vez. Un poco más de trabajo, que no de dificultad o jaleo, merece la pena para el suculento resultado que saldrá del horno.
Debemos trocear el camembert, mezclarlo con vino, nata y huevos, y hornear esta mezcla en un molde adecuado. Un poco de pimienta y sésamo ponen la guinda para unaperitivo cremoso hecho para compartir por auténticos amantes de los lácteos.
Bocaditos de hojaldre al pesto con queso de cabra y tomate seco

Qué práctico es tener en el congelador o en la nevera una plancha de hojaldre lista para usar. Las hay de muy buena calidad, y dan muchísimo juego en la cocina dulce y salada. Sobra decir que también puede conquistarnos unido al queso, por ejemplo en forma de bocaditos o pinchitos como estos de hojaldre al pesto con queso de cabra y tomate seco. Sabores muy mediterráneos.
Me gusta la idea de que sean bocados para degustar de una vez, mezclando en bocatodos los matices y con el contraste de texturas, enfatizadas gracias al crujiente de la base de hojaldre. Aquí cortamos estrellas con un cortapastas para darle una presentación más elegante y original, pero con cuadrados a cuchillo o usando un vaso conseguiremos también un buen resultado.
Mini tartaletas de hojaldre con higos y dos quesos

Otra idea más con hojaldre, aún más fácil y rápida, unas pequeñas mini tartaletas rellenas con mostaza, queso de cabra, higos y más queso para darle el toque gratinado final. Pronto llegarán las brevas que ya podremos usar en recetas como esta, antes de que vuelvan los higos frescos, pero con fruta seca jugosa el resultado también puede ser un espectáculo de sabor en formato mini.
Mozzarella sticks o palitos de mozzarella

Los palitos de queso mozzarella son un clásico en los restaurantes y cafeterías que imitan el estilo de los diners americanos o de las hamburgueserías, sean o no gourmets. McDonalds tuvo sus problemas con una remesa que iba vacía de queso, pero si los hacemos caseros no sufriremos la misma situación absurda y desalentadora al morderlos.
Hay algo especial en la comida que se puede coger con los dedos, y más si por fuera esun bocado crujiente y dorado que guarda un interior cremoso, por algo nos encantan también las croquetas. Los sticks de mozzarella suelen ser un éxito y realmente no ocultan ninguna dificultad. Son rápidos de hacer, aunque hay que planificar el tiempo previo de congelación. También tenemos versión en el horno.
Canapé de salmón, queso crema y miel

Una base de pan de molde al natural o tostado, o directamente canapés comprados, son un lienzo en blanco para jugar. Esta combinación de salmón ahumado con queso crema y miel es una ganadora absoluta, gracias lo bien que se complementan entre sí los ingredientes. Además, el queso se vuelve mucho más cremoso y suave al mezclarlo antes con un poco de nata, a modo de salsa.
Tostadas galesas de Gordon Ramsay

En su idioma original son conocidas mundialmente como welsh rarebit, ya que es una de esas recetas populares que casi son una institución. La versión del mediático Gordon Ramsay se ciñe a los ingredientes más originales en los que el queso Cheddar sobresale con nombre propio, y se ensalza con cerveza, mostaza, salsa Worcestershire y mantequilla, más aderezos. Las tostadas galesas son muy suculentas, especialmente recién salidas del horno.
Tostas de albaricoques asados con queso de cabra

Quien dice canapé dice tosta, que suena más rústico y nos permite ser menos elegantes en la presentación del pan. A mí me gustan más las bases de un pan más consistente, pero sin ser muy grueso, y ligeramente tostado, como en esta receta con albaricoques asados y queso de cabra. La fruta horneada, especialmente la de hueso, se vuelve increíble de sabor y combina muy bien con quesos.
Ahora llegarán los albaricoques así que es un buen momento para recuperar recetas sencillas como esta, pero de gran resultado. Podríamos hacer una versión con ciruelas, nísperos, melocotones o con unas buenas cerezas, mejor picadas en este caso. El queso de rulo de cabra, suave y cremoso, siempre queda bien con las recetas más dulzonas.
Nidos de espaguetis con queso de Burgos y carne picada

Una presentación muy original son los aperitivos en base a un nido de espaguetis, como estos con queso de Burgos y carne. A los niños les encantan, pero los más mayores los devoran igual de rápido. Una vez tenemos la pasta cocida y la carne cocinada, solo hay que montar los nidos en cualquier molde de muffin o flan, y al horno. Salen sin desparramarse y se pueden servir en bandejas o en porciones individuales en cucharitas de servicio.
Rollitos de brick y queso feta

La masa brick, al igual que la filo, son otra buena alternativa como base para multitud de recetas. Más delicada en su manejo que el hojaldre o la masa brisa, en realidad tan solo hay que tener cuidado de que no se seque y pintarla siempre bien con aceite o mantequilla fundida. Los rollitos son la manera más sencilla de aprovechar sus características, al enrollar cada porción sobre sí misma, guardando el relleno de queso feta con un toque de menta. Aquí hemos optado por la fritura, pero también pueden prepararse en el horno.
Medallones provenzales de queso de cabra crujiente al horno

Si os gusta el queso empanado y fundente pero os asustan las calorías o tenéis aversión a freír, estos medallones pronvenzales al horno son la respuesta. La clave está en usar un buen queso de rulo de cabra, mejor si tiene corteza - suave - y textura más firme, el marinado previo y el toque de panko en el rebozado. No se trata de crear una costra muy gruesa, queremos una ligera capa crujiente exterior que se dore con el grill del horno. Además se pueden preparar con antelación para simplemente hornearlos en el último momento.
Esta es nuestra selección de 11 recetas de aperitivos de queso originales y fáciles, siempre buscando el mejor sabor sin complicaciones. Muchas de las recetas se pueden adaptar cambiando los quesos sugeridos por otros más especiales, o incluso se puede optar por alternativas sin lactosa, en caso de ser necesario. Lo importante es disfrutar del noble arte del aperitivo y de la pasión por el queso, que si no es uno de los mejores inventos de la humanidad, sin duda debería serlo.
Foto | Abanima

No hay comentarios:

Publicar un comentario