Booking.com

lunes, 20 de febrero de 2017

Bocadillos de pulled pork con aguacate. Receta fácil y rápida

Hace poco más de un mes os hablamos de cómo preparar pulled pork ¿recordáis? Para la ocasión asamos una paletilla de cerdo entera de la que congelamos unos cuantos tupper para futuras recetas. Pues bien, una de ellas son estos bocadillos de pulled pork con aguacate que nos han tenido agradeciendo la idea de haber sido organizados y "cocinar mucho un día para disfrutar más tarde".

Cada bocado de estos bocadillos de pulled pork con aguacate nos ha sabido a gloria y ya estamos soñando con sacar otro tupper del congelador para prepararlos de nuevo esta semana. Pocos ingredientes, pero frescos, buenos y bien combinados. Podéis adaptarlos a vuestro gusto y disfrutar de un rápido y rico almuerzo o cena con muy poco esfuerzo.
Ingredientes para dos unidades

  • 2 panecillos o mini baguettes, 1 aguacate maduro, sal de aceitunas negras, 1 cogollo de lechuga, 30 g de salsa de asado, 100 g de pulled pork y 1/2 cebolla morada (opcional).

Cómo hacer bocadillos de pulled pork con aguacate

Para preparar estos bocadillos hemos partido de un pulled pork ya asado que habíamos congelado junto con parte de su salsa. Lo puedes elaborar desde cero, en cuyo caso necesitarás consultar nuestra receta. Puede ser una buena opción, pues así tendrás pulled pork para comer y/o cenar unas cuantas veces a lo largo de las semanas venideras.
En un recipiente hondo mezclamos la salsa del asado con el pulled pork para darle un toque de sabor y jugosidad a la carne. Le damos un ligero golpe de calor en el microondas. Solo necesitamos atemperar la carne, así que unos 30 segundos serán suficientes. Reservamos y preparamos el resto de ingredientes.
Cortamos los panecillos por la mitad, en ligera diagonal de arriba hacia abajo y sin llegar al final ni separar la tapa de la base porque así queda más vistosa la presentación. Lavamos y secamos cuatro hojas del cogollo de lechuga, las aplastamos con la palma de la mano y colocamos dos sobre la base de cada panecillo.
Cortamos el aguacate por la mitad, guardamos una de ellas para futuras elaboraciones y sacamos la carne de la otra. La cortamos en rodajas de medio centímetro de grosor y las repartimos entre los dos panecillos. Si usamos cebolla morada, cortamos unas tiras y las colocamos sobre el aguacate. Repartimos el pulled pork templado, espolvoreamos con sal de aceitunas negras y servimos.

Tiempo de elaboración | 10 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

No se me ocurre mejor momento para disfrutar de estos bocadillos de pulled pork con aguacate que el del almuerzo, si los hacemos en pequeño formato, o la cena. Ligeramente templados son un escándalo que hará que tus papilas gustativas bailen de placer gracias a la mezcla de texturas tan adecuada de sus humildes ingredientes. Toda una fiesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario