Booking.com

martes, 1 de mayo de 2018

Tarta fina de mango. Receta

Hoy os propongo un postre fácil y sin complicaciones, una tarta fina de mangoy almendra perfecta para un postre rápido. El mango tenemos la suerte de que se puede encontrar todo el año en las tiendas, por lo que podemos recurrir a esta receta cuando nos apetezca una tarta sencilla.

La masa crujiente se prepara con pasta filo o pasta brick, la que vosotros prefiráis, así nos evitamos tener que amasar y el resto pues es cosa de niños, simplemente filetear la fruta lo más fina posible y ponerla encima de una deliciosa base de almendra.

Ingredientes para seis personas
  • 6 hojas de pasta brick, 2 mangos medianos, 30 g de mantequilla fundida, 2 cucharaditas de azúcar glas, 1 cucharada de sirope de arce o miel de caña
  • Para la crema de almendra: 60 g de mantequilla a temperatura ambiente, 60 g de azúcar, 60 g de almendra en polvo, 20 g de almendra tostada granillo, 1 cucharada sopera de maicena, 1 huevo M

Cómo hacer tarta fina de mango

Comenzaremos precalentando el horno a 200 grados con calor arriba y abajo. Con un cuchillo bien afilado o una mandolina cortamos el mango en finas rodajas. Reservamos.
Para hacer la base, ponemos en una bandeja de horno una lámina de pasta brick, la pintamos con mantequilla derretida y la espolvoreamos con azúcar las. Repetimos esta operación con el resto de las láminas.
Para hacer la crema, batimos con unas varillas la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar. Le incorporamos la almendra en polvo, la Maicena, elhuevo y el granillo de almendra, reservando un poco para espolvorear a la hora de servir.
Esparcimos por la masa brick la masa de almendra hasta un centímetro del borde y colocamos en forma de flor el mango. Horneamos durante 25 minutos aproximadamente y cuando la retiremos del horno le pintamos la fruta con el sirope de arce, espolvoreando el granillo de almendra por encima.

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

La tarta fina de mango es un postre fresco perfecto para detrás de una comida copiosa. Podemos disfrutarla templada o fresca de la nevera, pero eso sí, el día que se ha preparado, antes de que la pasta brick pierda su crujiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario