Booking.com

viernes, 19 de agosto de 2016

Pechuga con jitomate y provolone. Receta

Hoy les traigo una receta muy sencilla y realmente cómoda cuando se trata de comer una carne blanca pero que tenga muy buen sabor. La combinación de pollo con jitomate y queso no es nueva pero si la preparan con diferente tipo de queso pueden darle un toque diferente.

La receta de este día es la de unas pechugas con jitomate y provolone. Este queso italiano le da muy buen sabor a cualquier platillo si lo usan para gratinar ya que tiene un carácter propio bastante intenso. Les recomiendo usar un queso de buena calidad ya que esto le dará mejor sabor a su platillo.

Ingredientes
Dos pechugas de pollo, un jitomate maduro. 100g de queso provolone, una cucharita de albahaca seca, una cucharita de aceite de oliva, sal y pimienta negra molida.
Preparación
Van a limpiar muy bien las pechugas quitándoles la grasa y luego les van a hacer tres cortes bastante grandes en la parte de arriba. La idea es crear como surcos en los cuales van a poner los otros ingredientes.

Ahora van a cortar el jitomate en rodajas y estas mismas las van a cortar en dos. Cortan también el queso en láminas de un grosos igual al de las rodajas de jitomate. Van a colocar en cada cortada de las pechugas media rodajas de jitomate y una lámina de queso.
Para termina van a engrasar un molde para horno con el aceite de oliva y le van a poner las pechugas. Sazonan con el albahaca seca, sal y pimienta. Hornean por unos 30 minutos a 180ºC, hasta que el pollo esté bien cocido y el queso haya gratinado.
Degustación
Estas pechugas con jitomate y provolone son perfectas para una rica comida junto con un arroz o unas verduras al horno. Les recomiendo también comerlas junto con un vino tinto o una cerveza oscura.
Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Fácil

No hay comentarios:

Publicar un comentario